Ojalá te enamores dicen y maldicen.

Ojalá te enamores, porque no es para cualquiera la aventura de vivir sin frenos y desenfrenos constantes. Ojalá te enamores, porque enamorarse es solo para aquellos que se juegan por el suspiro de un ser amado.

A mí nunca me dio miedo el amor, sino el desamor. La sensación de tener el corazón fragmentado en mil pedazos… eso es lo que me aterra. Me aterra porque lo sentí. Y ese sentimiento no se compara con un golpe ni una puñalada, pero igual nos deja abatidos y sin sentido de dirección por tiempo indefinido. Es como si tu alma, el mundo dentro de ella, empezara a despedazarse de poco en poco y lentamente. Es como un terremoto interno que te divide en mil pedazos.

​Que sentencia tan fuerte puede ser enamorarse… Ojalá te enamores y descubras la magia de amar a alguien. Ojalá te enamores y que sea por siempre, ojalá te enamores porque de todas maneras lo harás, ojalá te enamores fuerte, ojalá te enamores intensamente, ojalá te enamores sin pedir perdón…