Comencemos definiendo qué NO es un community manager y cuáles NO son sus funciones; un community manager no es  la persona que hace los mandados de la agencia, no es una persona que sabe usar un selfie stick y sacar fotos cool para compartir en sus redes sociales personales; no es la persona que solamente copia y pega contenido que ha visto en otras páginas, no es una persona que simplemente postea contenido viral del momento en las redes de una empresa y no es una persona que pasa todo el día en Facebook compartiendo memes y poniendo frases motivacionales.

 

Y no, un Comunnity Manager no es el tipo que se la pasa chateando en Facebook y deseándole buen viernes a sus seguidores mientras comparte la foto de algún lindo gatito.

Imagen

¿Realmente no sabemos que un Community Manager? No sabemos qué es a pesar de mencionar el título constantemente en el medio. Y es que, el medio se ha encargado de confundirnos a todos, porque el término de Community Manager se ha usado para todo tipo de puestos laborales que tienen mucho o muy poco que ver con lo que realmente debe hacer un verdadero perfil profesional de CM.

Una buena definición de CM es que “es el profesional responsable de construir, gestionar y administrar la comunidad DIGITAL alrededor de una marca en Internet creando y manteniendo relaciones estables y duraderas con sus clientes, sus fans y, en general, cualquier usuario interesado en la marca”.

Y mi definición favorita hasta ahora: “Es quién se pone la camiseta de la marca y se convierte en el profeta número uno de ésta“. Porque al final, un CM es la cara de la empresa / marca que gestiona. Un CM es la persona que se encarga de darle un rostro humano a su marca; además, fungirá como relacionista público virtual, pues no sólo será mediador de comentarios sino que deberá ser capaz de identificar seguidores potenciales y tener total conocimiento de los servicios y productos de la empresa, para así brindar la información pertinente a los usuarios, gestionando, generando e incrementado el User Experience (UX) en su mejor expresión.