El día de ayer, Google anunció que su navegador web, Google Chrome, comenzará a eliminar los formatos más molestos de publicidad en beneficio de los usuarios y como desventaja para los anunciantes y páginas web que se aprovechaban de creatividades más intensas para incentivar más interacción o ventas aunque de forma muy molesta.

Google como parte de la “Coalition for Better Ads”, un grupo de líderes en la industria digital, ha determinado en conjunto los estándares de publicidad para definir que características hacen que un anuncio sea intrusivo y cuál tiene buena cualidad. Por eso, a partir de la versión 64 de Google Chrome, los anuncios que sean considerados como intrusivos y/o molestos serán eliminados, tanto en desktop como en dispositivos mobile.

Esta función estará activada por defecto en el navegador y afectará principalmente a los anuncios que se cargan a página completa antes que el contenido de un sitio, publicidad en flash emergente y vídeos que se reproduzcan automáticamente con audio.

El proceso para eliminar este tipo de anuncios iniciará con Google comprobando primero que la la página web no está cumpliendo con los requisitos mínimos de un anuncio de calidad y en caso de infracción se notificará a los propietarios de las páginas que no cumplan con las reglas establecidas. En última instancia, si las páginas web no solucionan y cambian los anuncios, Google los bloqueará a partir de los 30 días posteriores de haberse dado el aviso de infracción.  Y adicional, Google notificará a los usuarios que ingresan a dichas páginas que los anuncios han sido bloqueados por no cumplir con unas condiciones mínimas de calidad.

Esto puede significar grandes pérdidas para empresas y marcas que han estado jugando con anuncios intrusivos a su favor, por lo que la recomendación es que tanto las marcas como sus agencias de publicidad cumplan con los requisitos de calidad de Google, tomando en cuenta que Chrome es el navegador más utilizado en todo el mundo para acceder a Internet.


| TreceBits